Mpungu, en el Congo es un nkísi específico.

Mpungu, en el Congo un nkísi específico.

Con el apelativo mpungu el palero cubano ha construido una especie de “santoral congo”, y viene siendo como el nombre colectivo de casi todas las deidades Mayombe, Briyumba y Kimbisa de la tradición original de las Reglas de Palo Monte. Sin embargo, entre los bakongo (bavili, bawoyo, bayombe, basundi, etcétera) Mpungu, es un receptáculo mágico (nkísi) específico que cumple dos funciones fundamentales: (a) para obtener riqueza mediante manipulaciones secretas, (b) para proteger la aldea en tiempos de guerra.

Leer más… “Mpungu, en el Congo un nkísi específico.”

Kalunga (Mama Kalunga o Madre de Agua)

Kalunga (Madre de Agua).

Otro caso curioso es la entidad palera Kalunga (Mama Kalunga o Madre de Agua). Para los bakongo noroccidental (laadi, sundi, ghaangala, yombe, vili, kunyi, doondo, etcétera) Kalùnga es un nombre propio de persona o de un clan. Ignoro si ese clan tenga algún fetiche protector (nkísi kànda o nkísi váta) del mismo nombre.

Leer más… “Kalunga (Madre de Agua).”

Nzazi, Sarabanda y Nkuyu.

Nzazi, Sarabanda y Nkuyu.

Los dos nkisi más importantes o fundamentos principales de los paleros son Sarabanda (para la Regla Briyumba) y Nzazi o Siete Rayos (para la Regla Mayombe). Por supuesto, algunas de las demás entidades pueden estar representadas en el nzo nganga, munanso o casa-templo del gangulero.

Leer más… “Nzazi, Sarabanda y Nkuyu.”

Cabildo Nuevo Maiombe

El castigo de los mpungu

Los nganguleros consideran que cualquier desgracia puede ser un castigo de los “mpungu”; y a pesar de ello, consideran a los “mpungu” o santos congos como espíritus superiores que les protegen, les advierten de los peligros, les indican los remedios contra las enfermedades y combaten en su lugar cuando se presentan las dificultades. Sin embargo, la protección de los “mpungu” implica, como contrapartida para el ngangulero, la obligación de ofrendas regulares y de sacrificios rituales de animales, el cumplimiento de ciertos ritos y de cierto número de tabúes. Toda negligencia por parte del ngangulero puede suscitar la retirada de los espíritus, y entonces las desgracias se abaten contra él transformándole en presa fácil de los hechizos maléficos, o bien de provocar la venganza efectiva de los propios espíritus.

Emerardo Herrera señala:

“Cuando una persona es castigada por un “mpungu”, se convierte en una persona con un comportamiento muy agresivo, excitado y locuaz; se encuentra como atacado por una locura sobrenatural”.

Los nganguleros dicen que un individuo está “preso” de un “mpungu”, cuando es objeto del castigo de dicho “mpungu” y tiene un comportamiento de “locura sobrenatural, tal como dice Herrera. En ocasiones, el propio “mpungu” expone al individuo a la burla pública, y en otras ocasiones, arruina sus negocios, dejándole en la miseria.

Leer más… “El castigo de los mpungu”