Cabildo Nuevo Maiombe

El castigo de los mpungu

Los nganguleros consideran que cualquier desgracia puede ser un castigo de los “mpungu”; y a pesar de ello, consideran a los “mpungu” o santos congos como espíritus superiores que les protegen, les advierten de los peligros, les indican los remedios contra las enfermedades y combaten en su lugar cuando se presentan las dificultades. Sin embargo, la protección de los “mpungu” implica, como contrapartida para el ngangulero, la obligación de ofrendas regulares y de sacrificios rituales de animales, el cumplimiento de ciertos ritos y de cierto número de tabúes. Toda negligencia por parte del ngangulero puede suscitar la retirada de los espíritus, y entonces las desgracias se abaten contra él transformándole en presa fácil de los hechizos maléficos, o bien de provocar la venganza efectiva de los propios espíritus.

Emerardo Herrera señala:

“Cuando una persona es castigada por un “mpungu”, se convierte en una persona con un comportamiento muy agresivo, excitado y locuaz; se encuentra como atacado por una locura sobrenatural”.

Los nganguleros dicen que un individuo está “preso” de un “mpungu”, cuando es objeto del castigo de dicho “mpungu” y tiene un comportamiento de “locura sobrenatural, tal como dice Herrera. En ocasiones, el propio “mpungu” expone al individuo a la burla pública, y en otras ocasiones, arruina sus negocios, dejándole en la miseria.

Leer más… “El castigo de los mpungu”