Rezo dedicado a Zarabanda o Sarabanda

Rezo dedicado a Sarabanda

Para establecer la diferencia entre conjuro y plegaria (la cual se incluye en la expresión poética), debe de tenerse en cuenta lo siguiente:

  • El conjuro siempre es conminatorio. De ahí que se traduzca en fórmulas reiterativas hasta producir el efecto deseado mediante la acumulación de fuerza de cada frase.
  • En la oración, al ser explicativa, no se traduce en fórmulas reiterativas con dicho objeto.

Rezo dedicado a SarabandaSin embargo, esta distinción tan clara no es fácilmente aplicable en el Palo Monte Mayombe. Es evidente que cualquier conjuro realizado por un ngangulero es de carácter reiterativo; no obstante, se ha observado como frecuentemente en las plegarias que realizan los nganguleros se hace patente el hecho de que no existe realmente una clara distinción entre religión y hechicería; por otra parte, el uso de la oración y el conjuro es tan común, que no siempre resulta fácil distinguirlos, e incluso en ocasiones aparecen combinados.

Los nganguleros emplean la repetición tanto para compeler como para suplicar, y la reiteración es insistente tanto en el mandato y la amenaza como en el ruego o el halago. De este modo, existen plegarias en las que se repiten indefinida mente las imprecaciones[1]. Un ejemplo excelente lo constituye un rezo dedicado a Zarabanda, que ha sido recogido por Lydia Cabrera de uno de sus informantes kimbisas:

  • Sarabanda pó mañunga,
  • Sarabanda kimbusi (kimbisi) kimbansa,
  • Sarabanda cosa bueno,
  • Sarabanda tu vititi,
  • Sarabanda tu vititi.
  • Si hay malembo en los caminos,
  • Sarabanda pó mañunga,
  • Sarabanda kimbisi kimbansa,
  • Sarabanda tú me guiri,
  • Sarabanda tú son cosa bueno,
  • Sarabanda yo a tí rogando,
  • Sarabanda abre camino,
  • Sarabanda vence lo malo,
  • Sarabanda son los vientos,
  • Sarabanda palo duro.
  •  Sarabanda son mayimbe,
  • Sarabanda susundamba,
  • Sarabanda Palo Monte,
  • Sarabanda todos los hierros,
  • Sarabanda con tu kakokula,
  • Sarabanda con tu centinela,
  • Sarabanda yo a tí lingando (“amarrando”),
  • Sarabanda kimbisero,
  • Sarabanda kimbisi kimbansa.

El viernes continuamos explicando este rezo. ¡No faltes!

[1] Este hecho recuerda a la liturgia católica. Un claro ejemplo lo constituye el rezo del rosario con sus reiteradas avemarías; y mejor aún, a la letanía lauretana, donde se ensartan sucesivas locuciones exaltadoras a las que se responde, una vez tras otra, con el estribillo suplicatorio de “ora pro no— bis”, o también, el “kyrie eleyson”, tan rítmico como el estribillo de un canto ritual congo.

Comentarios

  1. Ralph Alpizar 12/10/2017 at 08:20

    Gracias por su comentario, se lo agradezco infinitamente. Sobre la iniciación es logo difícil ya que no aceptamos en el munansó a nadie que no hayan pasado por un largo proceso de aprendizaje y que conozcamos suficientemente y en la distancia eso es un requisito difícil de cumplir. Saludos cordiales

  2. Luis Romero 11/10/2017 at 14:02

    Buenas tardes Nfumo Ralph, yo tengo ya varios años siguiéndolo por las distintas redes donde siempre ha publicado, me parecen muy buenos sus artículos y enseñanzas que aporta siempre humildemente, gracias a usted he aprendido muchas cosas que desconocía, quisiera preguntarle con todo el respeto que usted se merece como haría para iniciarme en el mayombe con usted o algún ahijado suyo que lleve su legado implantando enseñanzas con esa humildad que lo caracteriza a usted.
    Seria de gran honor para mi que me diera la oportunidad de pertenecer a su nzo.
    Me despido pidiéndole a nsambia npumgo lo akutare y lo colme de infinita salud.

Deja un comentario