Revolución en Haití y éxodo a Cuba

El sabio Fernando Ortiz llamaba “ajiaco” a la integración étnica de la nación cubana. En esta singular mezcla, la migración intra-caribeña ocupa un lugar destacado y, formando parte de esta última, la de procedencia haitiana es de las más numerosas. Los inmigrantes haitianos y su descendencia en Cuba han tenido una particular manifestación. Esta inmigración se remonta a un período anterior a la llegada de Cristóbal Colón a la Isla. Haití fue llamada así por los aborígenes, porque, en la lengua arawak, significa “tierra de altas montañas”.

La antigua ceremonia de malongo

Otro éxodo desde tierra haitiana hacia Cuba tuvo su origen en los acontecimientos posteriores a la revolución haitiana. En 1789, al extremo oriental de la Isla comienzan a arribar familias franco-haitianas afectadas por las revueltas esclavas en Haití, lo que crece extraordinariamente a partir de 1791. La derrota definitiva de los colonos contrarrevolucionarios en Cap Haitien (Cabo Haitiano), en 1793, provoca la huida de unos 2 000 colonos blancos hacia los Estados Unidos y hacia las colonias españolas de Cuba y de Santo Domingo. Dos años más tarde, numerosas familias francesas deciden trasladarse a Cuba a partir de que España cede a Francia la parte oriental de La Española mediante el Tratado de paz de Basilea.

Otro momento de este éxodo ocurrió en 1798, cuando derrotados, los ingleses se vieron obligados a firmar la paz con Toussaint Louverture y a abandonar la Isla. Ellos y los colonos franceses que les apoyaban salieron con destino a Jamaica, New Orleans y Cuba. Napoleón Bonaparte envía a su ejército a Haití y es derrotado en 1803 por Jean Jacques Dessalines, lo que origina una nueva emigración hacia Cuba.

El 1ro de enero de 1804 se proclama la república libre. Los colonos franceses cargaron con sus dotaciones de esclavos y arribaron a Cuba por la región oriental, donde se asentaron y desarrollaron su economía cafetalera y cacaotera.

Continua el viernes. No te lo pierdas!!!

1 comentario de “Revolución en Haití y éxodo a Cuba”

  1. Es el origen de esa mezcla, lo que hoy se percibe en los cultos, con esta información se logra identificar el movimiento de estas culturas (haitiana, africana, aborígenes, entre otras) y su influencia en el culto mágico-religioso que hoy en día, mantiene un gran número de participantes, asimismo, un importante número de estudiosos que se motivan a realizar originales investigaciones.

Deja un comentario