Grupos africanos en el poblamiento de Cuba

Durante tres siglos, desde que el Rey Carlos I de España expidió en 1517 la primera licencia para la introducción de es clavos africanos en las Antillas, hasta la promulgación del Reglamento de Ley de 8 de marzo de 1880 por el que quedaba abolida la esclavitud en Cuba, enormes cantidades de negros fueron transportados a Cuba desde sus territorios africanos de origen.

A pesar de que la legislación desde un principio estatuyó que todos los esclavos deberían de proceder de Angola, Guinea y costas de Cabo Verde e islas adyacentes, fueron conducidos -de todas las etnias y de regiones intertropicales de la costa occidental africana, e incluso, aunque en menor número, de la costa oriental en las actuales regiones de Zanzíbar, Mozambique y Madagascar.

La codicia de los comerciantes de la trata negrera (los “negreros”), unida a la demanda fuerte y constante de mano de obra forzada por parte de los plantadores, fueron factores determinantes para el establecimiento de una amplia red de facto rías a lo largo de la costa en las que se concentraban masas -ingentes de esclavos procedentes de regiones diversas y etnias muy heterogéneas. Pueblos enteros fueron deportados y conducidos desde estas activas factorías africanas al Nuevo Mundo, y procedían de las zonas próximas a dichas factorías, o bien eran conducidos desde zonas remotas del continente africano.

Leer más… “Grupos africanos en el poblamiento de Cuba”

Nfumbe

Comprar libro

El practicante religioso se mueve en un sistema total, un sistema que aporta un lenguaje especifico con su propio vocabulario (el de los espíritus) y su propia sintaxis (las relaciones existentes entre los espíritus).

En el primer apartado se hace un análisis de la “posesión” mística o trance mediúmnico, que se manifiesta en este sistema religioso afrocubano como una participación vivida de la naturaleza transformada en cosmos; y también se hace una definición y un análisis de lo que se conoce como “cuadro espiritual”, que es un concepto espiritista afrocubano que se refiere al conjunto de los espíritus difuntos que protegen a cada individuo. Finalmente, en este mismo apartado, se estudian las – características de la “posesión” dentro y fuera del contexto religioso.

Leer más… “Nfumbe”

Zarabanda o Sarabanda

Zarabanda o Sarabanda

Están es la primera parte de un artículo que ya publique hace varios años, pero que a la luz de los nuevos datos obtenidos he decidido reescribirlo y ampliarlo así que podrán notar diferencias importantes en el contenido. Empecemos por la definición etimológica segun el Prof. Fuentes Guerra del término Sarabanda.

[…Como explica Fuentes Guerra (1996: 17), en el África bantú no había dioses ni una hagiografía de santos o dioses. Este punto importante pro­porciona evidencia externa adicional de que la etimología del kik. sála bánda (> pal. salabandá) era muy distinta de lo que ha llegado a repre­sentar en Cuba, donde los hablantes, en la actualidad, no parecen perci­bir la composición morfológica bipartita del término como fuera en un inicio, ni tampoco su valor semántico primitivo: kik. sála “trabajar” + kik. bánda “algo sagrado, un tabú”, lit. “trabajar lo sagrado o consagrado” como lo es el hierro. Para el africano este metal tiene una importancia místico-religiosa vinculada a su supervivencia. Aparte de fabricar artículos necesarios para la vida cotidiana sirve ade­más para producir objetos destinados a los cultos. Por lo tanto, el herrero “trabaja” algo sagrado o un tabú (cp. versión etimológica infra)…]

Leer más… “Zarabanda o Sarabanda”

El espíritu del nkisi Maavu

El espíritu del nkisi Maavu

El nkisi Maavu está  emparentado con la hembra de leopardo (Panthera pardus), su poder o facultad es adueñarse mediante wanga (la medicina) del deseo sexual de los hombres para luego someterlos a su voluntad. Es un nkisi muy dominante que las mujeres invocan para vengarse de los hombres o para subyugarlos a sus caprichos sexuales. Ellas le llaman cariñosamente cuando quieren atraer sus favores Ngudi-wanga y le ofrecen hojas de mandioca y aceite de dende con guindillas muy picantes. Los hombres nunca la llaman por ese nombre, a ella no le gusta, ella les odia y desprecia, y por este motivo su enorme afán de esclavizarlos.

Leer más… “El espíritu del nkisi Maavu”

nkangue o amarre posesión mediúmnica

La posesión mediúmnica entre los Shona

 

Para facilitar la posesión mediúmnica, ciertos n’anga huelen el bute (rapé) que llevan en un pequeño estuche conocido con el nombre de chinu o chibako. Para obtener el rapé se cortan hojas de fodya (Nicotiana tabacum), las cuales se ponen a secar al sol. Luego se machacan sobre un guyo ‘mortero de piedra’ y se guardan en el chibako. Posteriormente, este polvo (en baño María) se deja hervir en un hari ‘cazuela de barro’; y por último, es colocado al sol para que se seque. El bute de los n’anga y masvikiro difiere del que usa el consumidor común en que el de este último se mezcla con polvos aromáticos o con tabaco quemado.

En las zonas rurales y suburbanas de Zimbabue, los adivinos usan el madhumbu o vestuario tradicional, consistente en una manta de piel (de leopardo o antílope) o tela (roja, negra o carmelita) que les cubre el pecho y los hombros. Llevan además collares de cuentas blancas y negras o blancas y rojas o blancas y azules, en función de mazango ‘resguardos’; así como el ngundu, que puede ser un casquete o corona de plumas de avestruz o una especie de peluca de pelo o fibra. Casi siempre, a los collares o zvuma, el oficiante adiciona hambi ‘cintas’ y ndoro ‘caracoles’ como elementos mágico-protectores.

Leer más… “La posesión mediúmnica entre los Shona”

Yeila, nkisi del alumbramiento

Yeila el nkisi del alumbramiento

Una de las razones por la que un nkisi adquiere importancia, es por su función dentro del entramado social y la de éste es primordial. Yeila el nkisi del alumbramiento un “espíritu madre”, por supuesto femenino y su intervención se hace necesaria, durante, en, y después del alumbramiento quizás y solo quizás comparable en ese aspecto a nuestra Chola-Nwengue afrocubana del palo monte. A ella se acude en busca de remedios para llevar el embarazo a buen término, para protegerse en el momento del parto y luego después, para que el recién nacido no sea devorado por ndongo (un nkisi del tipo ndoki) que se alimenta de niños recién nacidos, este peligro pasa una vez que el niño han cumplido su primer año de vida. También Yeila el nkisi del alumbramiento es propiciada con la finalidad de hacer fértiles a las mujeres, o hacerlas producir leche materna durante la lactancia, algo en lo que es verdaderamente eficaz.

Leer más… “Yeila el nkisi del alumbramiento”