Kuna-Nkisi

La mayor parte de este libro está dedicado al análisis de cómo es un “nso nganga” de palo congo, cuáles son sus características y cómo está organizado. Por último, se procede al análisis de dos “nsó-nganga” concretos (uno establecido en La Habana y el otro en Madrid). En este libro se hace un estudio del carácter sobrenatural que el ngangulero otorga a la naturaleza y se hace una clasificación y descripción de los “kuna-nkisi” o lugares de poder que cumplen la función de “templos naturales”. Del gran “templo natural” se pasa luego al estudio del “muna-nso” o casa del ngangulero, en la que hay una habitación considerada como un lugar sagrado que está reservado para el desarrollo de las prácticas rituales de culto y de hechicería  y como ejemplos concretos se ofreces el “nso nganga” de Che o Barreto y el “muna-nsó” de Gangarika (Jovellanos, Matanzas).

Una de las características del Palo Monte Mayombe o Palo Congo y que es extensiva a los otros sistemas religiosos afrocubanos, es la manifiesta falta de homogeneidad; ya que este sistema religioso no está ceñido a una ortodoxia estricta o dogmatismo. Por el contrario, el “taita-nganga” y la “mama-nganga”, al igual que el “babalosha” y la “iyalosha”, o el “isuá” ñáñigo, continuamente introducen variantes en el culto, en las prácticas rituales y en la propia mitología, siempre a partir de sus propios conocimientos, experiencias, convicciones y de acuerdo con las necesidades particulares o colectivas de sus seguidores en el “nsó-nganga”. Lo cual no quiere decir que se desconozcan la autenticidad de los elementos rituales de la Regla Conga, porque lo contrario sería el surgimiento de un seudofolclor, cosa que en los últimos años estoy observando con mucha preocupación.

Los nganguleros, al igual que los santeros y los ñáñigos, carecen de verdaderos templos dado que su vida litúrgica es absolutamente incompatible con la idea de recinto arquitectónico. Toda la vida religiosa de los nganguleros gira en torno a la naturaleza, que recibe el nombre de “Nfinda”, y que constituye en definitiva su “templo natural”. No obstante los tiempos van cambiando y la religión conga tiene una gran capacidad de adaptación y ya podemos encontrar en Cuba y otros países donde este practicada esta creencia templos dedicados para estos fines.

¿Estas interesado en adquirir libros de la Colección Maiombe?

Contacte a: info@elmundodelosbrujos.com