Kuiti-Kuiti: El precursor de la humanidad.

Kuiti-Kuiti: El precursor de la humanidad.

Seguimos en el estudio del relato que hace Joaquim Martins en su obra Cabindas: Historia – Creencias – Usos y Costumbres (1972), de la historia mitológica de Kuiti-Kuiti  y un grupo de  nueve bakisi, que comenzamos en: Bakisi en tierras Bakongo.

El número nueve tan recurrido una y otra vez dentro de la cultura bantú y en especial Kongo hace referencia, entre otros aspecto, a los nueve primeros bakisi “entes” primigenios que conforman su génesis cosmogónica. Estos a su vez están emparentadas con los nueve antepasados que dieron origen al pueblo bakongo.

Kuiti-Kuiti: (Nzambi-Mpungu, uivanga naveka. El Dios Nzambi-Mpungu, que se hizo a sí mismo). Se presenta como hijo de un dios que nació ya viejo en las tierras de Mboma Yala Linsongo. (Antiguo Reino del Congo – Archivos de Cuadros Folclóricos. Antonio Joào Fernandes).

Se hace necesario aclarar el porqué este nkisi es asumido como Nzambi-Mpungu en los escritos de los misioneros, con una nota propia:

Dice el propio autor que: Kuiti-Kuiti es nkisi tan antiguo que nadie recuerda su nombre original. De lo cual es deducible que los bakongo por su antigüedad le otorgen jerarquía por encima de los demás bakisi y por tanto lo convierte en su principal jefe, siendo un Nkisi-Banene (Grupo de grandes bakisi). Los misioneros asumieron sin lugar a dudas que su jerarquía dentro de la mitología Kongo solo podía ser comparable a lo que ellos entendían por Dios. Pero, al no entender como podían creer los kongos  en un Dios de características tan humanas y mundanas, interpretaron que no podía ser Kuiti-Kuitit Dios en sí mismo, como ellos le concebían en la doctrina cristiana. Sino que seria solo un Dios, por veces cercano a Nzambi Mpungo aunque en realidad no lo está propiamente dicho, sino que viene a ser una especie de descendiente primigenio de Dios lo que explica y justifica su existencia y su conexión con el ser humano desde tiempos antiguos. Convirtiéndolo de esta forma para el bakongo en un ser entendible y precursor de la humanidad. Se le conoce por otros nombres según qué región se estudie.

Kuiti-Kuiti: El precursor de la humanidad.
Kuiti-Kuiti: El precursor de la humanidad.

Kuiti-Kuiti tuvo como hermanos a Nkunda Mbaki NrandaMboze esta última fue a la vez su esposa, con quien tuvo dos hijos Né-Mbinda Né-Mboma y Nkanga.

Se le representa como una flecha de punta triangular y se emparienta con la Boa (anaconda constrictor) animal que ejerce un rol fundamental en sus ritos. Es un nkisi implacable con los enemigos, violento y sangriento, pero a su vez compasivo y protector (Acaso muy semejante al Dios hebreo del Antiguo Testamento). Se le invoca para restablecer el orden luego de desastres naturales o cuando han sucedido eventos traumáticos.

En ausencia de Kuiti-Kuiti, Mboze tuvo relaciones con su propio hijo Nkanga. Kuiti-Kuiti se entera de la traición de su mujer e hijo en un sueño y regresa a la casa para matar a Nkanda. Se formo una pelea monumental entre padre e hijo que les envolvió en una espesa niebla, y de tal susto Mboze tiene un parto prematuro y es entonces cuando  Kuiti-Kuiti los mata a ambos.

Enterado su hermano Nkunda Mbaki Nranda reprocha la actitud de Kuiti-Kuiti y le convence para que les resucite. Entonces Kuiti-Kuiti les hace resucitar a los dos al mismo tiempo y junto con Mboze resucita el niño que nacía del incesto al cual se nombro Bunzi (Neblina).

Né-Mbinda, pide a su padre una mujer para casarse y Kuiti-Kuiti le ordena casarse con su propia madre Mboze, de esta unión nacieron dos gemelos albinos los cuales Kuiti-Kuiti rapta para llevarlos a vivir muy lejos. Luego después de un tiempo viviendo en tierras extranjeras son asesinados por su propio padre, quien regresa solo a vivir en la tierra de N’Goio, fijando su residencia en Mboma. Su primera mujer Mboze va a visitarlo llevándole dos niñas que eran fruto de su unión con su propio hijo Mbinda, se las da en custodia y se marcha a vivir a Buali en tierra del Loango, transformándose allí en otra divinidad de nombre Kinkambizi-Kia-Buingi.

Kuiti-Kuiti pasado un tiempo quiere recuperar a su mujer Mboze y viaja a Luango para intentar recupérala, cosa que consigue después de muchas dificultades y ambos se marcha a vivir a Mbanza Kongo, pero pasado un tiempo vuelven a vivir a Mboma. Aquí tuvieron una hija Madia-Mamboze. Para ese tiempo Kuiti-Kuiti le expresa a su mujer su deseo de descansar luego después de haber engendrado muchos hijos y con ello haber cumplido su misión de poblar el mundo, y le propone que le organice una gran fiesta, con abundante y buena comida y bebida.

Mboze preparo dos platos de comida uno de ellos envenenado, la cual dio de comer a Kuiti-Kuiti y a su cuñado y hermano Nkunda Mbaki Nranda y sus hijos. Todos murieron lo cual causo un gran lamento y pesar en el pueblo pero se consolaron pensando que algún dia “volverían resucitados”.

Comentarios

  1. rossana romero 20/04/2017 at 17:03

    Muy interesante !!

  2. Ralph Alpizar 16/04/2017 at 10:47

    Quizás poco divulgada, pero desde luego muy importante para un correcto aprendizaje. Gracias por comentar

  3. Carire-kakuisa_Nsulu 01/04/2017 at 17:33

    Muy buenos materiales.Nos proporciona información hasta ahora desconocida sobre el Mayombe .Gracias

  4. amanda castro 29/03/2017 at 06:42

    Buenas noches, maravilloso , cada documental suyo es asombroso, interesante, místico. gracias sus artículos .

  5. Ralph Alpizar 28/03/2017 at 21:56

    Gracias por tu comentario, cada martes y jueves abra mas. Atá que entango ya lemba…

  6. Ralph Alpizar 28/03/2017 at 21:54

    Todos los martes y los jueves encontraran artículos que se complementan unos con otras, gracias por dedicar un tiempo a leer, de seguro que le serán de gran provecho.

  7. richardnunes1951 28/03/2017 at 21:41

    Muy interesante el articulo y a lavez muy completo

  8. keyla 28/03/2017 at 21:07

    muy mitológico…pero interesante

Deja un comentario