Carga mágica del nkisi

Carga mágica del nkisi

La carga mágica del nkisi se dota de poder, que es la fuerza sobrenatural, que hace de él una deidad-espíritu asimiladora de ese poder, otorgándole propiedad y función o lo que es lo mismo en lenguaje afrocubano de mpungo. Lo dota de personalidad con nombre, historia y función.

Leer más… “Carga mágica del nkisi”

Atraer o atrapar el nkisi

Atraer o atrapar el nkisi.

Atraer o atrapar el nkisi, entiéndase nkisi como la espiritualidad que anima la naturaleza independientemente de sus características, se consigue con tres actos rituales, los que aplicados juntos o por separados según sea el caso, tiene como único fin atraer o atrapar el nkisi, para que sirva en sus hechizos y conjuros al nganga-nkisi (sacerdote del nkisi) estos actos rituales son:

Leer más… “Atraer o atrapar el nkisi.”

Soul of Africa Museum.

El vudú (También Vodun, Voodoo) convertido en arte vivo se muestra en toda su dimensión espiritual en Soul of Africa Museum. Esta colección de arte vudú convence a los expertos del arte africano y confunde al principiante interesado. Es una colección con volumen y profundidad que no se puede encontrar en ningún otro lugar, ni en África, Europa o los Estados Unidos.

Soul of Africa Museum.
Soul of Africa Museum.

Esta colección de una sola vez realizada por el curador Henning Christoph da a los “dioses de la Costa de los Esclavos de África Occidental” la oportunidad de expresarse. En su conjunto, la colección da una imagen profunda y completa de la cultura Vodun en África Occidental.

El arte de la cultura Vodun se muestra en toda su amplitud y complejidad. Estoy convencido de que todos los visitantes de esta exposición tendrán un recuerdo duradero de lo que realmente es Vodun.

Amarrar las cuatro esquinas.

Un ngangulero me explica una de las formas de “amarrar” las “cuatro esquinas” mediante los “nkangue-masango”:

“Se cogen cuatro pajas de maíz y en medio de cada una se coloca lo siguiente: un poco de “ntoto-andilú” (trad. tierra de las cuatro esquinas), tres hierbas finas o bien “nfita kimbansa” (la hierba conocida como “pata de gallina”; Eleusine Indica, L., Gaerth.), y un poco de tierra de la “prenda” (“nganga”). Luego, se escupe tres veces a todo esto y se “sopla” chamba y humo de tabaco. Con la paja se envuelve todo como si fuera un bulto y con la misma paja se hacen tres nudos”, quedando todo como un bulto anudado. Después, se colocan discretamente los cuatro “nkangue” en cada una de las esquinas con el pleno convencimiento de que quedarán completamente amarradas. Sin embargo, antes de llevarlas, se deberán de colocar sobre la “prenda” y preguntarle si da “licencia”; y si no da “licencia”, es que falta algún ingrediente que es necesario”,

Leer más… “Amarrar las cuatro esquinas.”

Vampiros y canibalismo

Vampiros y canibalismo

El vampirismo  y el canibalismo está relacionado con la transformación psicológica, o la metamorfosis del hombre en animal. Los vampiros son bien conocidos en las civilizaciones antiguas: perduran historias sobre ellos en Oceanía, China, Japón, África, las Antillas, Europa y Sudamérica (en los Andes). Pero el vampiro más célebre es, sin duda, Drácula.

Según los historiadores este hombre existió. Nacido en Transilvania y educado en Turquía, Drácula (el nombre significa «hijo del dragón» o «hijo del diablo») regresó a su país para ser príncipe de Valaquia. Era conocido sobre todo por su crueldad: torturó y asesinó a más de cuarenta mil personas inocentes.

Leer más… “Vampiros y canibalismo”

Hechiceras convertidas en Lechuzas blancas

Lechuzas blancas

Fue en un houmfort conocido porque albergaba prácticas de hechicería donde por primera vez oí hablar de una secta secreta de hechiceras que podían encarnar su alma en lechuzas blancas, volar por encima de las casas y matar niños de corta edad absorbiendo mágicamente su fuerza vital.

Yo conocía al amo del houmfort, un bokor que tenía fama de lanzar conjuros muy potentes. Me había permitido asistir a diversas ceremonias de magia negra que tuvieron lugar dentro de varios santuarios, cada uno de ellos dedicado a un loa petro con mucho poder y con sed de sangre. Gracias a ello yo había visto el interior de muchos santuarios de su houmfort. Sin embargo, había uno en el que yo tenía prohibido entrar.  Leer más… “Lechuzas blancas”