Características de la religión de los orichas no presentes en Cuba.

Características de la religión de los orichas no presentes en Cuba.

A los fines de clarificar un poco las acentuadas diferencias entre las dos practicas religiosa, la africana y la afrocubana, me pare oportuno resaltar algunas características de la ìsìn loria (religión de los orichas) en Yorubaland no presentes en la Regla de Ocha cubana:

  1. En Yorubaland no hay separación entre el sacerdocio de Ifá y el de cualquier otro òrìṣà. El babalawo o sacerdote de Ifá no se considera que esté a un nivel superior al del los otros babaloriṣa o iyaloriṣa de otras deidades.
  2. En Ilé-Yoruba el babalawo (después de tener Ifá) puede iniciarse en el sacerdocio de otra entidad (Oṣún, Sopona, Ṣangó, Yemoyá, etcétera), si por un motivo específico (e. g. impotencia, infertilidad, problemas en el trabajo o con la familia, etcétera) tiene que hacerlo.
  3. Es muy común entre los yorubas de Oyó que una persona que tiene marcado iniciarse en el culto a Ṣangó, pase primero a consagrarse en Orula para que su camino iniciático en el oriṣa tutelar de su provincia sea más expedito.
  4. En Yorubaland no es tabú para la mujer iniciarse en Ifá. Allá se les llama Iyanifá. Ellas pueden, por supuesto, adivinar con el ópele y con los ikines. Los únicos que no admiten mujeres son los Ijebu del estado Ogun. Entre los yoruba y los fon de Benin existe también la iniciación en Ifá. Ellos le llaman Fa. En estas etnias del antiguo Dahomey, las Iyanifa casi se igualan numéricamente con los hombres. Y este proceder (las mujeres awo) se remontan a los tiempos pre-coloniales; está en las raíces de la tradición. No es un fenómeno de la modernidad como creen erróneamente algunos estudiosos de la africanía. Es decir, no es un invento africano.
  5. En Ilé-Yoruba, el awo no solo adivina con el ópele y los ikines, sino también pueden recurrir al dilogún.
  6. El ritual de “sacar el ángel de la guarda” por los babalawos no es procedente entre los yoruba de Nigeria y Benin. Al nacer una persona recibe inmediatamente la protección del oriṣa tutelar de la familia, que generalmente coincide con la deidad patrona de la provincia en que radica su comunidad. Las aldeas y pueblos situados alrededor del Níger (Odo-Oyá) tienen como patrona, precisamente, a Oyá, la dueña de ese río; en Osogbo reina Òṣun y en Ogbomoṣo gobierna Obá, oriṣa tutelar del río que lleva su nombre; Yemoja es la protectora de los habitantes de las riberas del río Ogún, y Olokun ampara a los pescadores y comerciantes de la ciudad mayor de Nigeria: Lagos.

Igualmente, y por las misma razones, no procede el ritual de la Letra del Año donde se sacan el oricha y los dioses acompañantes que van a regir en Cuba durante los doce meses posterior al vaticinio. En Yorubaland, cada comunidad tiene su òrìṣà tutelar que gobierna allí durante toda la vida; no es necesario averiguar quien va a mandar este año.

  1. Características de la religión de los orichas no presentes en Cuba.
    Características de la religión de los orichas no presentes en Cuba.

    Tampoco es necesario “hacerse santo” o iniciarse en el culto de una entidad para obtener su protección. Un olúware (persona común) se consagra al culto de una deidad y se hace alúfáa, es decir se convierte en iyaloriṣa o babaloriṣa solamente si por determinada contingencia se consulta a un oráculo y este marca la iniciación.

  2. En tierra Yoruba no se entregan 5 o 6 oriṣa a la misma vez durante el rito iniciático. Si un practicante de la religión tradicional se hace babaloriṣa o iyaloriṣa de una deidad (por ejemplo Yemoyá), no está facultado para iniciar a otros adeptos en el sacerdocio de otras deidades (Òṣun, Oṣóosi, Ogún, Sopona, etcétera). Por lo tanto, ni en Nigeria ni en Benin existe Santería o Candomblé, en el sentido caribeño y brasileño.
  3. El verdadero oriṣa de las enfermedades y de su cura en la tradición yoruba es Sopona. Babalú Ayé constituye más bien un título de alabanza que él recibe [baba ‘padre’ + <yor. lu ‘de’ + <yor. ayé ‘mundo’; lit. ‘padre del mundo’]
  4. En Yorubaland no se entregan collares ni guerreros. Solo se le pone al iniciado el ileke del oriṣa al que está consagrado. El guerrero Ogún se hace, no se entrega, aunque en algunos templos es posible que el recién iniciado reciba ciertos atributos de entidades hermanas de Ogún (muchas de ellas son oriṣa desconocidos en Cuba).
  5. Entre los Yoruba no existe el iyaworaje de un año. Ni es imprescindible usar ropa blanca durante el período de iniciación.
  6. El sahumerio o la ofrenda de humo de tabaco es un componente importante relacionado con los rituales de los sistemas de creencias cubanos de sustrato africano (las Reglas de Palo Monte, la Regla Arará, el Gangá Longobá, la Sociedad Secreta Abakuá, el Vodú y la Regla de Ocha). Pero en la ìsìn loriṣa de los yorubas de Nigeria y Benin está terminantemente prohibido el uso del tabaco. No se le puede soplar humo de tabaco a ningún òrìṣà. No se puede fumar en la ilé òrìṣà o casa templo; y mucho menos, cerca de los objetos sagrados de la deidad.

 

Comentarios

  1. Raquel Zambrano 31/07/2017 at 20:50

    En mi opinión, este tema es impactante, pues ciertamente, los religiosos e investigadores del culto a los orishas, Mayombe, Ifa así como el culto a los ancestros, muestran en sus escritos e investigaciones, una parte de la religión, creando escenarios donde no tiene cabida otras realidades existentes en el mundo, especialmente de los origenes o sitios que enmarcan el nacimiento de los distintos cultos. Generando conceptos que excluyen normas, valores, culturas y filosofías de vida, los cuales son tangibles, reales, necesarios, contundentes para mantener las bases de la regla a seguir en cada ambito religioso. Agradezco su constante aporte, con la publicación de estos temas tan interesantes.

Deja un comentario