Afrocubano y africano dos puntos de vista.

En Yorubaland la tradición prescribe que alguien que esté marcado (destinado) para iniciarse en el sacerdocio de un oricha, tiene que ser circuncidado o haber pasado en su adolescencia el rito tradicional de la circuncisión (ilé ìwé ti kola-fún ‘escuela de circunsciso’). Y esta condición sine qua non es válida tanto para los hombres como para las mujeres (ablación del clítoris o clitoridectomía, en este último caso). En el contexto de la diáspora este proceder cultual sufrió un proceso de deculturación. El sincretismo no es solo neoculturación (adición de nuevos elementos ajenos al contexto cultural africano) o inculturación, sino también deculturación (pérdida de elementos de la oriundez).

Afrocubano y africano.
Afrocubano y africano.

Hay algunos odun (signos) del oráculo de Ifá, en Nigeria, que advierten sobre el peligro de que un practicante se consagre al Islam y renuncie al credo de los orichas. Por otra parte, en Cuba, Ifá dice, también en otros odun, que el consultante debe o no debe iniciarse en el Palo Monte (sistema de creencias que, evidentemente, no tiene relación alguna con la religión yoruba-lucumí), etcétera. Incluso hasta el principal símbolo patrio de la nación cubana nace en el odun Iroso Tura: la palma real. Por lo tanto, no podemos negar que hay ingredientes de cubanía en la Regla de Ocha.

Desde el inicio de la Santería en Cuba, y los demás credos de sustrato africano, los componentes de la flora y la fauna caribeña y americana reemplazaron a los africanos para las ofrendas y sacrificios que el adepto de los sistemas de creencias de sustrato yoruba, kongo, fon, efik-ibibio, etcétera requería para sus “dioses”. El maíz (Zea mays L.) y la calabaza (Cucurbita argyrosperma o Cucurbita moschata L.), así como la cabra (Capra aegagrus hircus) y el carnero (Ovis aries) fueron llevados de América a África por los españoles y los portugueses y posteriormente domesticadas allá.

Si embargo, los que niegan el sincretismo no se cuestionan que la “comida” preferida del Babalú Ayé cubano es el maíz, ni que a nuestra Ochún criolla hay que ofrendarle calabaza, ni que Ogún come chivo y Changó, carnero. No hay nada más sincrético que la comida de los orichas, y de otras entidades de oriundez africana. Incluso cuando uno se limpia de las malas influencias con un pollo está usando un animal que no es originario de África.

1 comentario de “Afrocubano y africano dos puntos de vista.”

  1. Gracias Nfumo Ralph Alpizar por ir aclarando estas dudas importante saber que comen los mpungos y los orichas, de acuerdo a las tradiciones africanas, que es donde viene toda esa cultura.

Deja un comentario