La nganga mas antigua de mayombe en Cuba tuvo su origen en Pinar del Rio

Nzazi “El Espíritu del Rayo” (final)

El surgimiento en Cuba del culto al mpungu o mpungo nzazi o nsazi que es como denomina la religión afrocubana del palo monte mayombe a sus “deidades o santos congos, según algunos investigadores (sin que sean datos concluyentes) ya existía en la zona Oriental de la isla en el siglo XVI un reducido grupo de esclavos procedentes de las zonas controladas por portugueses llevados a las minas de cobre en Santiago de Cuba que adoraban una “divinidad” de igual nombre relacionada con el fuego y el rayo. Aunque esto fue durante años un culto muy local dentro de la isla y no constituyo hasta siglos más tarde un culto generalizado. No se sabe a ciencia cierta si del anterior antecedente fue que el culto a Nzazi se expandió por toda Cuba o si surgió en fechas indeterminadas del siglo XIX sobre todo en las provincias centrales donde existían cabildos congos como el Kunalumbo, Palmira o Santa Isabel, hay incluso quien llega a especular con la zona occidental donde llegaron masivamente esclavos de procedencia congo durante el denominado “boom” azucarero del siglo XIX.

Leer más… “Nzazi “El Espíritu del Rayo” (final)”

Nzazi “El Espíritu del Rayo”

Nzazi “El Espíritu del Rayo”

Dentro de los sistemas de creencia bantú los fenómenos atmosféricos como el rayo, nzazi o nsazi, el arcoíris, las nubes, la lluvia u otros están por lo general asociados a manifestación visible de energías invisibles que constituyen sus “divinidades” o nkisi. Estas deidades se desarrollan en cuatro ámbitos o dimensiones que pueden ser: simbi (cuando son de agua), kinda (cuando son de tierra), kita (cuando son de fuego,) o mbumba (cuando son de aire), según la clasificación del Dr. Albert Doutreloux (antropólogo francés que estudio con profusión la cultura Yombe en su obra: L’ombre des fétiches, Société et culture yombe). Sin embargo esta clasificación presenta variaciones con respecto a su definición y empleo en otros pueblos diferentes a los yombe, mismo que sean bakongo, por ejemplo: entre los vili de la región de Luango los simbi son seres espirituales de tierra y energéticos y no de agua como lo es entre sus vecinos yombe, mas sin embargo, la diferencia en los términos no difieren en su significado.

En sí mismo estos fenómenos son considerados “fuerzas numen” con personalidad y accionar propio que pueden ejecutar  castigos a los transgresores de los tabúes, intervenir de forma autónoma para transformar la vida de los seres humanos, animales, plantas, minerales etc., y su actividad no necesitan de la intervención del nganga nkisi (sacerdote). Más específicamente dentro de los yombe el rayo tiene una importancia mayor al ser identificado con su “deidad” suprema nzazi.

Leer más… “Nzazi “El Espíritu del Rayo””