Amarrar las cuatro esquinas.

Un ngangulero me explica una de las formas de “amarrar” las “cuatro esquinas” mediante los “nkangue-masango”:

“Se cogen cuatro pajas de maíz y en medio de cada una se coloca lo siguiente: un poco de “ntoto-andilú” (trad. tierra de las cuatro esquinas), tres hierbas finas o bien “nfita kimbansa” (la hierba conocida como “pata de gallina”; Eleusine Indica, L., Gaerth.), y un poco de tierra de la “prenda” (“nganga”). Luego, se escupe tres veces a todo esto y se “sopla” chamba y humo de tabaco. Con la paja se envuelve todo como si fuera un bulto y con la misma paja se hacen tres nudos”, quedando todo como un bulto anudado. Después, se colocan discretamente los cuatro “nkangue” en cada una de las esquinas con el pleno convencimiento de que quedarán completamente amarradas. Sin embargo, antes de llevarlas, se deberán de colocar sobre la “prenda” y preguntarle si da “licencia”; y si no da “licencia”, es que falta algún ingrediente que es necesario”,

Leer más… “Amarrar las cuatro esquinas.”

nkangue o amarre

Nkangue o amarre en el palomonte.

Nkangue (trad. amarre), es un hechizo mediante el cual se posee el control y dominio de lo que se ha hechizado, atado o amarrado. El amarre o nkangue del conjunto de las cuatro esquinas donde se halla el muna-nsó recibe el nombre de nkangue-andilú (trad. amarre de las cuatro esquinas), y el nkangue o amarre de cada una de las esquinas se llama nkangue-nsila” (trad. amarre de la esquina). El más utilizado es el nkangue-masango.

Leer más… “Nkangue o amarre en el palomonte.”