¿Por qué? EL Mundo de los Brujos

El Mundo de los Brujos
El Mundo de los Brujos

Siguiendo la estela de las enseñanzas de mayombe que recibí de mi taita y que plasmo con total fidelidad en mi primera novela de igual nombre que este espacio digital, y a pesar del significado peyorativo y discriminatorio que los vocablos brujos o hechicero y brujería o hechicería evocan en la sociedad, no encontré otros más ilustrativos e identificados claramente con el objetivo de este espacio digital, en parte porque son los términos empleados por los propios actores sin que para ellos represente ningún atisbo de antivalor ni ético ni social, todo lo contrario.

El empleo de los términos brujo y brujería que aquí hago se suscriben en parte a su significado literal tal como lo expresa el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. En él encontramos las siguientes definiciones: brujo. Hechicero supuestamente dotado de poderes mágicos en determinadas culturas. Brujería. Conjunto de prácticas mágicas o supersticiosas que ejercen los brujos y las brujas. Implícitamente considero recalcar este aspecto ya que por motivos socioculturales, religiosos e históricos entre otros son a priori rechazados y estigmatizados por gran parte de la sociedad actual.

En esencia la religión Mayombe cubana es un culto que se fundamenta sobre dos pilar. Primero la veneración a los espíritus del bosque y de las aguas, nkita y simbi respectivamente, culto que han practicado sus ancestros bakongo desde épocas muy remotas. Y segundo la devoción, cuasi desmedida, por los antepasados.

En este espacio digital trato de humanizar desde el punto de vista de la fenomenología y la parapsicología el mundo de los brujos como un “arte practico” o una “forma de vida” que tiene como fin último dotar del “sentido de la existencia” a sus devotos.

Este blog es un trabajo serio y riguroso que tiene entre sus objetivos fundamentales analizar y comprender los principios del pensamiento sobre los que se funda esta religión. Procesos sicológicos que son empleados por sus adeptos en la toma de decisiones, para decidir sobre las formas, modos de confección y elección de elementos, en la ejecución de sus “trabajos” o “brujerías”, términos comunes e indistintamente empleados entre sus creyentes para referirse a sus rituales con significado místico-mágico. Hago énfasis en desentrañar su conceptualización del mundo circundante encuadrado en su sentido de la espiritualidad y la forma redundante de leyes naturales en la que basan la toma de decisiones y que establecen las pautas de sus razonamientos tutelando la “lógica” a veces extraña de los mayomberos o brujos términos por los que son conocido en el argot popular cubano los sacerdotes de esta religión ancestral.

Pido al lector no familiarizado con el pensamiento místico afrocubano, que deje a un lado sus prejuicio y se adentrarse en un mundo religioso donde lo Acasual es la regla y no la excepción, donde la percepción del mundo y sus sucesos tienen otros códigos de interpretación y donde el lenguaje muchas veces carece de términos que alcancen todas las explicaciones y descripciones necesarias. Es la cuestión primitiva fundamental del porqué de las cosas. Comprender para aprender será la meta final que me he propuesto en este espacio digital.

Por último conviene recalcar como ya advertí anteriormente que las palabras brujo y brujería se prestan a equívocos en el lenguaje coloquial cubano, ya que puede referirse al individuo que realiza prácticas de brujería; co­mo también, puede significar “sabio“, e incluso se emplea pa­ra designar algo muy poderoso. La naturaleza del concepto “brujo” es muy amplia, así como su actuación, manifestándose la transformación paulatina de “sabio” a “brujo“, esto es, la superposición semántica de ambas representaciones.

El término “brujo” o “brujería” al menos en Cuba no se emplea de forma peyorativa, ni lleva implícito una carga de malignidad, sino que por el contrario se utiliza para referirse a una serie de religiones englobadas dentro de las tradiciones populares y en último caso de forma coloquial  para identificar a las religiones afrocubanas.

Bienvenidos al Mundo de los Brujos

Ralph Alpizar