Mboze: Nkisi de protección.

Mboze: Nkisi de protección.

Mboze es un claro ejemplo de Nkisi Banene (grupo de grandes Bakisi), que tiene un uso como Nkisi de protección casi ilimitado. A este Nkisi se le atribuyen influencia en todos los ámbitos de la vida.

Es benefactora en los partos difíciles, (de aquí que abortara a Bunzi en la historia de Kuiti-Kuiti). Por esta razón su esfínge de madera tallada es “tratada” untándole ají picante en el vientre, de esta forma se usa de Nkisi de protección durante el embarazo, sobre todo cuando estos son difíciles.

A Mboze se le atribuyen también las mareas y las corrientes de los ríos. Como lo dice la narración que publique hace unos días atrás, es un Nkisi cambiante, maleable y andrógina.

Es dueña de la Luna, este último aspecto la emparienta con el encantamiento

Utilizo a Mboze como ejemplo, de Nkisi de protección, porque es un Nkisi que reúne las propiedades más acentuadas de los prototipos de Nkisi que se utilizan con este fin.

Mboze: Nkisi de protección.
Mboze: Nkisi de protección.

En la mentalidad Congo los Nkisi de protección son a su vez, dinámicos y estáticos, buenos y malos, inalcanzables y manipulables, llenos de contradicciones y de antagonismos. No se puede esperar una formula elaborada, ni un ritual homogéneo dentro de los diferentes pueblos Bakongo. Esto no existe, cada Nkisi de protección tiene su particularidad y puede ser reinventado a cada instante. Son entidades moldeables y adaptadas a las circunstancias inmediatas, que solicita el “paciente”.

Otro aspecto importante a tener en cuanta cuando nos referimos a los Bakisi según la tradición Bakongo, es su partícula forma de explicar la existencia de estos y justificar su accionar en la vida de los hombres, y en que cada uno de sus aspectos cotidianos.

En una región sus moradores le incorporan a la historia de su Nkisi de protección. Todos los hechos relevantes, tragedias, casamientos, enfermedades, ataques de animales, muertes repentinas, etc., con lo cual, sabemos que al paso del tiempo la historia de un Nkisi de protección es reinterpretada. Y este fenómeno se agudiza cuando el Nkisi en cuestión pertenece a un culto familiar en exclusiva.

Como recoge la obra literaria a la que estamos haciendo referencia en estos escritos, muchas de los Bakisi de menor rango son hijos e hijas adoptivas de Lusunzi. Es tan grande el numero de Bakisi que podemos encontrar en la mitología Bakongo, que se hace imposible saberlos o estudiarlos todos, porque de algunos ya solo quedan referencias históricas, e incluso los propios pobladores actuales de esa región desconocen sus antecedentes. Es muy importante que se tenga esto en cuenta.

Comentarios

  1. cristian m 13 Mayo at 00:10

    nzala maleko…los bakisis como se conocen en africas muchos no llegaron a cuba,por diferentes motivo,mi pregunta tata ralph es la siguiente…los mpungos que conocemos en el palo monte cubano como:chola wengue,kalunga,watariambo,padilanga,brazofuerte,patillaga etc.muchos fueron una mezcla de la santeria con el culto congo? o esos mpungos existen y se adoran como tales en el africa?

  2. amanda castro 19 Abril at 06:11

    Saludos, le iba a preguntar si están hechos de una madera especial , interesante reportaje.

  3. daniel tata 18 Abril at 23:34

    Excelente aporte saludos!

  4. ronald Antonio Barboza molina 18 Abril at 15:38

    Como hago para practicar esta religión

  5. ronald Antonio Barboza molina 18 Abril at 15:34

    Si qui

  6. Ralph Alpizar 18 Abril at 13:48

    Existen algunos estereotipos comunes para representar a los bakisi, no obstante, esto puede variar sin menos cabo de su funcionalidad. Saludos

  7. Richard 18 Abril at 13:21

    Todos los Nkisi tienen una figura representativa…se pudiera tomar cualquier figura en representacion para trabajar con estas energia;o deberia ser de un material específico cada representacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *
Correo electrónico *
Web