Malongo; Mayombe & Briyumba

Malongo; Mayombe & Briyumba. El Sincretismo en el Palo Monte Afrocubano
PROXIMAMENTE

La religión afrocubana conocida popular y genéricamente por los nombres de Palo Monte, Palo Congo o Palo Mayombe y sus diferentes variantes Malongo; Mayombe & Briyumba desde el análisis de sus ritos, cosmogonía y su indubitado origen étnico africano. Los componentes aborígenes genuinamente cubanos que dieron a este credo un sello característico y único en todas las Antillas. Este libro aborda la temática religiosa desde una perspectiva novedosa aportando datos que arrojan luz sobre el origen de las principales “casa” o “munanzo” cubanos de las diferentes reglas Malongo; Mayombe & Briyumba.

Cuando arriban a Cuba los bakongo, primero por decenas y luego por miles, llegan desposeídos de sus atributos, privilegios y jerarquías, sometido por un colono cruel que les humillaba y vejaba ya fueran mujeres, niños u hombres, rompiendo sus esquemas de comportamiento social. Imagino que tuvieron que sufrir un trauma sicológico y existencial que los marcaría profundamente y pusieran en duda la interpretación y valides de sus tradiciones, surgiendo como consecuencia nuevas formas de culto. Y esto tuvo que ser necesariamente así por dos razones fundamentales, una la obligada integración con esclavos procedentes de otras etnias, recordemos que los amos se cuidaban mucho de tener dotaciones homogéneas étnicamente, para evitar que se unieran y se levantaran en armas o simplemente huyeran como cimarrones. Y dos que los esclavos traídos a las Antillas eran en su mayoría jóvenes, por obviedad, ¿de qué valía un esclavo viejo? Esto trajo consigo que muchos no eran en sí practicantes de un culto o sacerdotes experimentados o viejos conocedores de la tradición oral, en todo caso su conocimiento era más limitado, y esto indefectiblemente concluyo en una reinvención de su culto.

El bantú por lo general está convencido de que tan solo con un sortilegio superior al que él practica en sus ritos se le puede anular, y por consiguiente, la “magia del blanco” había vencido, se hacía necesario entonces adsorber como suyos a los santos católicos, con sus ritos, con sus imágenes y atributos, convencidos de que esto era algo muy beneficioso para ellos en su condición de esclavos, no tan solo por el hecho sicológico de buscar protección y amparo espiritual, y ni siguiera, como medio de enmascarar sus ritos ante los ojos de los colonos. Lo hicieron convencidos de que la magia de esos santos podía ser manipulada e influenciada a través de rituales como los que ellos practicaban en su África natal,  donde repito, el fenómeno del catolicismo no era ajeno. Sentían la necesidad del sincretismo como método de revertir su estado de marginación, lo que condujo indefectiblemente a asumir una transformación cultural más rica que derivó en lo que hoy todos conocemos como el Palo Mayombe, Palo Congo o Palo Monte, y sus variantes Malongo; Mayombe & Briyumba una forma de culto más elaborada que incrementaba el poder de sus magia con la “magia de los blancos”, quienes habían sido capaces de colonizarlos y esclavizarlos y por ende habían derrotado a sus “poderes”, aquellas fuerzas espirituales que los protegían en África, porque de otra manera no hubiesen sido esclavizados. En África cuando una etnia caía en desgracia vencida por la guerra o la hambruna, la falta de lluvia, o cualquier otro evento catastrófico que perjudicara su bienestar o supervivencia los bakisi eran abandonados o destruidos como responsables de tales hechos y en algunos casos eran transformados para renovar su poder y remediar así los acontecimientos, esto es una práctica habitual, incluso hoy día.