Fodún el Santo Arará sacrificio de animales

Fodún el Santo Arará.

Fodún es Santo; divinidad u orisha del pueblo arará, nación ubicada en Dahomey; fonema afrancesado del original en lengua ewé-fon. Procede del reino de la costa oriental de África, entre los ríos Volta y Benin, fundado en el siglo XVII. Tuvo por capital a Abomey. Los dahomeyanos fueron durante mucho tiempo subditos del monarca yoruba Alafin de Oyó, hasta su liberación en 1835, cuando lograron una poderosa unidad militar que le valió a Dahomey el calificativo de “la pequeña Esparta negra”.

La presencia arará en Cuba es muy antigua — según Fernando Ortiz—, en La Habana se verificó la existencia, desde 1691, de un cabildo arará magino. Esta etnia, sin embargo, no tuvo gran representatividad entre los esclavos africanos traídos a Cuba, como sucedió con los yorubas, congos o carabalíes. Los ewé-fon fueron introducidos bajo las denominaciones de arará agicón o ajikón, arará magino o majino, arará aboporá, arará cuatro ojos y otras; ellos fueron los que introdujeron y desarrollaron el culto dahomeyano.

El fonema fodún, utilizado por los practicantes matanceros para denominar genéricamente a las deidades ararás, no es el que se ha encontrado en la literatura de los cultos de origen ewé-fon; algunos investigadores señalan que ciertas divinidades eran denominadas vodú en Dahomey, por lo que es posible una transgresión lingüística en esta voz cubanizada.

Las más añejas liturgias y el conocimiento tradicional de esta cultura, están ceñidos a algunos miembros de la conocida familia Zulueta, en las municipalidades de Perico y Jovellanos, en la provincia de Matanzas. Esta estirpe negra es descendiente de la dotación esclava de Julián de Zulueta y Amondo, Marqués de Álava, reconocido negrero que, en 1863, levantó el barracón de esclavos ararás, del ingenio Arguedas, en el actual municipio de Perico, donde reinó entre sombras, rezos y látigo la princesa dahomeyana Florentina Zulueta, quien supo atesorar las tradiciones de su pueblo.

Los fodunes ararás están bien sincretizados con los orishas de la Santería o Regla de Ocha y el santoral católico, incluso al culto a San Lázaro, el de las muletas, los perros y las llagas; el Babalú Ayé de los santeros o babalawos; el Yonkó o Sanlao de los viejos lucumís; el Coballende de los bantúes y el Yerbé de los gangas y mandingas, todos tienen su origen en el médico y guerrero Dayosi, poderosa deidad arará.

Los fodunes comen amigué, plato que se hace cocinando los frijoles negros hasta que quedan casi secos, muy espesos, condimentados únicamente con abundante cebollas y aceite. En las fiestas tradicionales del 30 de abril, en el poblado de Roque, municipio de Perico, ofrecen esta exquisitez con verdadera aceptación popular. Parte considerable de los ararás del Arguedas se asentó en este municipio matancero.

En la misma zona, durante la Guerra de los Diez Años, levantaron un Cuartel muy cerca de la bodega de Perico, quien al ser asesinado en 1874, dejó este ecónimo de herencia. Allí fue fundada, en 1887, la Sociedad Africana de los ararás, bajo la obligada advocación de Nuestra Señora de las Mercedes, y Florentina Zulueta fue la cabeza principal. En esta asociación, santuario de todos los afrodescendientes del lugar, se tocaba y bailaba música de los ararás, los lucumís y los negros franceses. Estos últimos, procedentes de una dotación de esclavos con esta influencia, traídos por Zulueta desde de Santiago de Cuba.

Comentarios

  1. Ralph Alpizar 20 Diciembre at 16:55

    Jajajaja tomare su consejo y publicare las recetas, tengo muchas en mi archivo. Lamentablemente no todas las he probado, podía ser un evento interesante a organizar. 🙂

  2. juan manuel 20 Diciembre at 16:21

    ya que otros se han referido al buen hacer etnográfico, histórico y demás. Si, yo me centro en lo que por humana condición me llama más, ¿por que no profundizar en la receta de cocina? a ver, no es de ley poner los dientes largos y hacer salivar y no pasar al detalle la receta (y digo al detalle, gramos, tiempo de cocción etc). Si tratásemos de canibalismo por obviedad del sistema no pediría (al menos oficialmente) los por menores. pero sea para ofrendas o para degustación propia, ya nos vale, ya.

  3. Amanda Castro 30 Noviembre at 22:22

    valiosa descripción de las sociedades arara e ir conociendo las otras culturas y sus religiones o grupos étnicos.

  4. Freddy Vallejos 29 Noviembre at 07:30

    Saludos cordiales excelente articulo etnográfico de la sociedad Arara es importante conocer las otras culturas y religiones que llegaron y se desarrollaron en cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *
Correo electrónico *
Web