Esclavos de origen yucateco en Cuba.

Esclavos de origen yucateco en Cuba.

Para entender las creencias populares cubanas es indispensable conocer de la historia de Cuba, y los diferentes grupos humanos que la tejieron entre el sudor y la sangre de esclavos de cuatro Continentes, de lo contrario se corre el riesgo de caer en contradicciones y conclusiones simples que carecen de asidero en la realidad histórica de los orígenes de nuestra identidad.

El historiador Ramiro Guerra en su libro Manual de Historia de Cuba ha escrito:

[…que los primeros yucatecos llegaron a Cuba alrededor de 1513 (tan solo 21 años después del descubrimiento de la isla) por la escasez de mano de obra, porque el colonizador exterminó muy rápido a nuestros aborígenes, por eso comenzó la práctica de “ranchear” o sea, secuestrar a los indios de las tierras vecinas para someterlos como esclavos. La historia ya recoge yucatecos en la región central de Cuba cuando se reportaron sublevaciones en 1533, 1538 y 1616, en Sancti Spíritus y Trinidad, que fue apoyada por negros libres y cimarrones igualmente por indios yucatecos radicados en la zona…].

Esclavos de origen yucateco en Cuba.De la misma forma Guerra apunta que entre los años 1820 a 1830 se llevaron esclavos procedentes de Yucatán a la zona de Madruga, Aguacate y las lomas del Grollo.

La población de indios yucatecos en la primera mitad del siglo XVI superaba a la población de origen africano e incluso de siboneyes cubanos que habían sido reducidos dramáticamente por las enfermedades importadas por los colonos, por los suicidios o por el exterminio masivo de los conquistadores.

Es de suponer entonces que esos primeros esclavos quienes vivan hacinados en baracones tuvieran un importante contacto con los indos y de aquí que hubiese transición de elementos culturales y religiosos importantes entre ambas culturas, que dicho sea de paso, compartían elementos comunes en sus prácticas mágicas.  Se servían unos de otros, los indios conocían muy bien el terreno que facilitaba la huida de cimarrones y la formación de los primeros palenques, además eran conocedores de los cultivos que ayudaban a la supervivencia en el monte, como la yuca o la papa que era desconocida por el africano y hoy en día es un alimento básico e importante de la dieta africana introducido por el colono en el continente negro.

La trasferencia de elementos religiosos entre bakongo principalmente, pero no exclusivamente, con indios yucatecos y siboneyes en Cuba es más que evidente y prueba de ello es el uso del tabaco planta desconocida para los bantú pero de capital importancia en los cultos indígenas.

Es el caso de las creencias conocida popular y genéricamente por los nombres de Palo Monte, Palo Congo o Palo Mayombe, religión con indudable componentes de origen bakongo, pero con marcada influencia de otras culturas asentadas ya en la isla, en la época del arribo masivo de estos como esclavos, como la maya que fue llevada a la isla por los numerosos esclavos de origen yucateco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *
Correo electrónico *
Web