Vampiros y canibalismo

Vampiros y canibalismo

El vampirismo  y el canibalismo está relacionado con la transformación psicológica, o la metamorfosis del hombre en animal. Los vampiros son bien conocidos en las civilizaciones antiguas: perduran historias sobre ellos en Oceanía, China, Japón, África, las Antillas, Europa y Sudamérica (en los Andes). Pero el vampiro más célebre es, sin duda, Drácula.

Según los historiadores este hombre existió. Nacido en Transilvania y educado en Turquía, Drácula (el nombre significa «hijo del dragón» o «hijo del diablo») regresó a su país para ser príncipe de Valaquia. Era conocido sobre todo por su crueldad: torturó y asesinó a más de cuarenta mil personas inocentes.

Leer más… “Vampiros y canibalismo”

Hechiceras convertidas en Lechuzas blancas

Lechuzas blancas

Fue en un houmfort conocido porque albergaba prácticas de hechicería donde por primera vez oí hablar de una secta secreta de hechiceras que podían encarnar su alma en lechuzas blancas, volar por encima de las casas y matar niños de corta edad absorbiendo mágicamente su fuerza vital.

Yo conocía al amo del houmfort, un bokor que tenía fama de lanzar conjuros muy potentes. Me había permitido asistir a diversas ceremonias de magia negra que tuvieron lugar dentro de varios santuarios, cada uno de ellos dedicado a un loa petro con mucho poder y con sed de sangre. Gracias a ello yo había visto el interior de muchos santuarios de su houmfort. Sin embargo, había uno en el que yo tenía prohibido entrar.  Leer más… “Lechuzas blancas”

Existe el hombre lobo

¿Existe el hombre lobo?

Si hacemos caso de las muchas fábulas que sobre los hombres lobo (Licántropos)  eran tan populares en la Edad Media en Europa, y que todavía se cuentan en algunas partes de África y Europa, el hombre lobo puede convertir a sus víctimas en hombre lobo y tenerlas bajo su completo dominio. Mis investigaciones en Haití revelaron que esto podría ser posible con el concurso de un determinado loa petro.

Leer más… “¿Existe el hombre lobo?”

Zombis en Haití

Zombis en Haití

Cuando pensamos en zombis, acuden a nuestra mente imágenes de novelas y películas de terror que tratan de lo sobrenatural. Sin embargo, los zombis son reales, pero no tal como los describen muchos escritores y directores de cine de fértil imaginación.

Los zombis no son un producto de la magia negra, ni son muertos vivientes; no obstante, la realidad que envuelve a los zombis es tan espantosa como la ficción. En Haití, el término zombi designa a alguien del que se cree que es un muerto viviente, pero también se refiere a los recién nacidos y a los niños muy pequeños que mueren antes de ser bautizados (cuyas almas pueden ser capturadas con varios propósitos). A excepción del mes de noviembre, ningún haitiano en su sano juicio pasaría nunca de noche por delante de un cementerio, por miedo a encontrarse con un zombi. Los haitianos creen que si un zombi les mira, también ellos se convertirán en zombis, a menos que arrojen sal a los ojos del zombi, cosa que le hará inofensivo o le hará desaparecer. De modo que todo el que debe desplazarse por la noche siempre lleva sal consigo.

Leer más… “Zombis en Haití”

Levitación, proyección astral y viajes astrales.

Proyección astral y viajes astrales

Estoy seguro de que el lector tiene muchas dudas sobre la veracidad de la levitación y de los viajes astrales; no le culpo. Yo jamás hubiera creído en tales fenómenos si no los hubiera visto. Y como es mi intención convencerlo de que hay personas capaces de manipular las fuerzas de la gravedad y desafiar las leyes de la física, espero de verdad que algunos de ustedes reconsideren la posibilidad de que tales fenómenos existan. Al fin y al cabo, la hagiografía —la historia de la vida de los santos—está repleta de relatos de levitación, proyección astral y viajes astrales vividos por miembros del clero católico.

Leer más… “Proyección astral y viajes astrales”

Hombres voladores en Haití.

Hombres voladores en Haití.

Sobre la experiencia de los hombres voladores. Por ejemplo, esa noche, durante la ceremonia, vi desaparecer a dos fieles ante mis ojos. Uno era varón, y bailaba con otros miembros de la secta, todos en trance profundo, cuando de repente se volatilizó. Una hora después desapareció una mujer.

Terminada la ceremonia, los dos creyentes aún no habían aparecido. Saint-Germain explicó que sólo los más iniciados son capaces de volar sin necesidad de una ceremonia. Los otros, como aquellos dos creyentes ausentes, tienen que regresar por otros medios, como personas normales —a pie o en autobús— desde el lugar al que les han llevado sus vuelos.

Saint-Gerrnain también dijo que muchos miembros de los hombres voladores tienen la facultad de bilocarse: es decir, mientras el sujeto permanece apegado a la tierra, su cuerpo astral es visto por otras personas allí donde él lo envía. (Yo no he visto este fenómeno, pero sí cuento con el testimonio fiable de muchas personas que han corroborado la declaración de Saint-Germain.).

Leer más… “Hombres voladores en Haití.”